Julian Castrillon
Doctor en ciencias económicas y empresariales. Universidad complutense de Madrid - España.

    Colombia: Ante las potencialidades de la cooperación Universitaria

    0
    483
    Colombia cuenta con un gran  número de migrantes que vienen desarrollando sus estudios
    de educación
     universitaria (grados y postgrados) en el exterior.  Por lo tanto, debe  ser 
    prioritario por parte de la cancillería definir una política que integre  a este capital humano a proyectos de cooperación internacional. Ello es importante máxime cuando se está

    – PUBLICIDAD –

    en un proceso de construcción de paz y postconflicto.

    Desafortunadamente  el país, no  cuenta como otras naciones, con una política que
    vía convocatorias continuas desde los consulados, vincule activamente a los estudiantes, 
    impulsar  proyectos  de alto impacto social y económico que reclaman regiones
    colombianas. La situación  es más preocupante, cuando al firmarse la paz
    inexorablemente desaparece la principal justificación  de la cooperación a Colombia:
    La
     existencia de un conflicto interno. 

    Esto dejará sin recursos  a  regiones afectadas por la guerra y en situación de exclusión 
    lo que constituía  un detonante del conflicto. 
     
    Colombia por lo tanto necesita que se estimule la creación de redes 
    universitarias de cooperación internacional, donde los estudiantes  en  pregrado 
    postgrado seconstituyan en MENTORES DE CONSTRUCCIÓN DE PAZ en cada 
    ciudad  y universidad del mundo dondese encuentren. Con ello impulsen 
    proyectos hacia diferentes regiones y colectivos prioritarios de Colombia.
     

    ANTECEDENTES Y POTENCIALIDADES DE LA COOPERACION UNIVERSITARIA “CUD”:

    Desde  los  años ochenta, se incrementó  la paticipación de las universidades Españolas
    en estudios sobre el desarrollo, que antes se limitaba a entidades de cooperación 
    privada. Favoreció esto, la inserción de España a bloques económicos y la organización
    de países desarrollados OCDE y el comité de ayuda al desarrollo CAD. Igualmente
    las políticas de la Agencia española de cooperación internacional al desarrollo AECID”
    a la puesta en marcha de diversos programas de colaboración científico-técnica con
    países latinoamericanos.  

    La gestión de personal especializado en la Cooperación al desarrollo ha tenido un 
    mejoramiento notable en su calidad y eficacia. Se han fortalecido  redes universitarias 
    con agentes externos como ONG’S lo que ha permitido un mejor aprovechamiento de 
    los recursos. Desde comienzos de la década del 2000  se apoyó el financiamiento  por 
    parte  de administraciones autonómicas y municipales a las actividades englobadas en la 
    cooperación universitaria al desarrollo por sus siglas: CUD. En general las 
    universidades han ido tejiendo una importante red de relaciones externas que se 
    mencionan a continuación. 
     
    Incremento de la participación de estudiantes profesores y asistentes de docencia en 
    ámbitos formativos, investigativos y de proyectos en la CUD.
    encuentran entre los principales receptores de la cooperación española y en los cuales 
    las ONGDs Españolas   desarrollan un gran número de proyectos. 
    Creación de entidades de ámbito profesional como  Ingeniería Sin Fronteras (ISF), con 
    una importante presencia en el movimiento social de la cooperación al desarrollo. En 
    algunos casos, como el de los proyectos de fin de carrera, la influencia del ISF ha sido 
    decisiva logrando aglutinar en torno a ellos el esfuerzo de diversos colectivos de dentro 
    y fuera de la universidad.  
    -Aumento considerable de  proyectos de investigación realizados desde institutos o 
    grupos formales de investigación. De allí el  importante papel de las estructuras estables 
    de investigación o de apoyo a la investigación. 
    -Promoción de la educación para el desarrollo y la cultura. 
    -Se ha comprobado en estudios realizados por la Agencia española de cooperación 
    internacional al desarrollo “AECID”. En este sentido,  las  acciones realizadas por las 
    universidades en los citados países, están en consonancia  con los sectores prioritarios 
    para la ayuda y con  los propios Objetivos del Milenio.  
     
    Este marco institucional favorable debe ser un estímulo para que los servicios 
    diplomáticos y consulares  de Colombia, reconozcan el potencial de la cooperación 
    universitaria. En este contexto motiven a que  connacionales  que estudien pregrado y 
    postgrados se conviertan  en mentores de construcción de paz, impulsando proyectos de 

    cooperación hacia el país desde sus universidades y países de acogida.

    Igualmente, esta estrategia metodológica en la generación de conocimiento, permite
    a los estudiantes a que apliquen sus conocimientos científicos en desarrollo de Colombia.
    Se establece de esta forma,  una relación de  colaboración entre conocimientos
    adquiridos y su país e implementando diversas estrategias cognitivas para orientar
    dicha
     interacción eficazmente. 

    De otro lado se pueden crear redes con universidades Colombianas y semilleros de
    investigadores, que permitan la gestión bidireccional de la cooperación universitaria y
    facilite su permanencia en el tiempo. 

    Julián Hernando Catrillón Cordobés
    Madrid – España

    – PUBLICIDAD –

    Dejar un comentario