$25″773.295´329.068: Aporte a Colombia, Colombianos en el exterior (2015 – 2016)

0
4344

– PUBLICIDAD –

Los Consulados colombianos en el mundo reportaron en los años 2015 y 2016, ingresos por mas de DOCIENTOS SETENTA Y TRES MIL DOCIENTOS NOVENTA Y CINCO MILLONES TRECIENTOS VEINTINUEVE MIL SESENTA Y OCHO ($273.295´329.068) PESOS, por los trámites que efectuaron nuestros compatriotas en el exterior ante esas Entidades; de los cuales OCHENTA Y CUATRO MIL QUINIENTOS TREINTA Y UN MILLONES DOCIENTOS CINCUENTA Y DOS MIL CUATROCIENTOS UN ($84.531´252.401) PESOS corresponden al Impuesto de Timbre Nacional.

A esta extraordinaria cantidad le sumamos la billonaria cantidad de VEINTICINCO BILLONES QUINIENTOS MIL MILLONES ($25″500.000´000.000) DE PESOS que durante esos dos años han enviado en remesas hacia nuestro país los colombianos en el exterior.

Todos los $273.295´329.068, que ingresan a través de los Consulados, van a parar en su totalidad al Ministerio de Relaciones Exteriores, pues si bien es cierto que el equivalente al Impuesto de Timbre Nacional en principio es remitido al Ministerio de Hacienda – DIAN, no es menos cierto que este lo devuelve a la Cancillería, en la asignación del presupuesto que es aprobado por el Congreso de nuestro país.

Ahora veamos lo que ha asignado el Ministerio de Relaciones Exteriores entre los años 2015 y 2016, para las diferentes actividades o gestiones relacionadas «dizque» con el bienestar y mejorar el nivel de vida de quienes aportan o han aportado semejante archimillonaria cantidad, como son los colombianos que actualmente residen en el exterior, y los que han retornado:

En el Presupuesto de Inversión del Fondo Rotatorio del Ministerio de Relaciones Exteriores en la vigencia de 2015, para la ejecución de los siguientes dos (2) Proyectos, se aportaron DOS MIL MILLONES ($2.000´000.000) DE PESOS, a saber:

1. “Fortalecimiento de la capacidad institucional para el desarrollo de estrategias para el acompañamiento a los connacionales que retornan al país a nivel nacional» $1000´000.000, y

2. “Fortalecimiento de políticas públicas para la vinculación y atención de colombianos en el exterior a nivel internacional», $1000´000.000.

Para la vigencia del año 2016, igualmente destinados a la ejecución de los siguientes dos (2) Proyectos, se asignaron TRES MIL MILLONES (3.000´000.000) DE PESOS.

1. “Fortalecimiento de la capacidad institucional para el desarrollo de estrategias para el acompañamiento a los connacionales que retornan al país a nivel nacional, $2000.000.000.

2. “Fortalecimiento de políticas públicas para la vinculación y atención de los colombianos en el exterior a nivel internacional, $1000´000.000.

En resumen, para los años 2015 y 2016, la Cancillería colombiana, para el acompañamiento de los connacionales que retornan al país, y la vinculación y atención de nuestros compatriotas en el exterior, asignó CINCO MIL MILLONES (5000´000.000) DE PESOS.

Gracias al trabajo de nuestros compatriotas residentes en el exterior, a nuestro país han ingresado mas de VEINTICINCO BILLONES, SETECIENTOS SETENTA Y TRES MIL DOCIENTOS NOVENTA Y CINCO MILLONES, TRECIENTOS VEINTINUEVE MIL SESENTA Y OCHO ($25″773.295´329.068) PESOS, en los años 2015 y 2016, convirtiéndose en la primera entrada de divisas a Colombia, y coadyuvando potencialmente en su desarrollo y crecimiento socio-económico. Por su parte el Gobierno de nuestro país, ha destinado para el bienestar de quienes han hecho ese aporte, la irrisoria cantidad de CINCO MIL MILLONES
($5.000´000.000) DE PESOS

La Cancillería colombiana, como una forma de querer justificar las migas que arroja a los colombianos en el exterior y a la población retornada, nos dijo que «Es importante señalar que también en el presupuesto de funcionamiento se incorporan recursos propios, para el adecuado funcionamiento del Ministerio de Relaciones Exteriores, tanto en el ámbito nacional como internacional».

Con todo y lo anterior, el Gobierno de nuestro país, a través de su Ministerio de Hacienda, y sin que la Cancillería haga absolutamente nada para evitarlo, impone a los colombianos en el exterior), el Impuesto de Timbre Nacional equivalente al 40% en el costo de los trámites que realizan ante los Consulados, incluyendo el pasaporte.

No suficiente con esto, la inmensa mayoría de nuestros compatriotas fallecidos en el exterior, tienen que ser sepultados en tierras lejanas, o sus familiares pedir limosnas o endeudarse para repatriar sus cadáveres, por cuanto la Cancillería argumenta que no hay dinero para la adquisición de una póliza de seguros para ello.

Tampoco hay dinero para subsidiar a través de un capital semilla condonable, negocios o empresas, al menos a madres cabezas de familia en el exterior.

De los mas de ONCE MIL (11.000) colombianos en el exterior, que se han inscrito en los Consulados como víctimas del conflicto armado de nuestro país, tan solo un poco mas de MIL (1000) ha recibido sus respectivas indemnizaciones económicas, por cuanto dice la Unidad Nacional de Víctimas que el Gobierno no ha aportado el dinero para ello.

Por falta de presupuesto, los colombianos en el exterior no son merecedores de recibir becas para el estudio de estos, o de sus hijos fuera del país.  Y cuando retornan, también se les niega ese derecho, pues el requisito de un codeudor para la adquisición de créditos para estudios superiores en el ICETEX, lo impide.

Aparte de las inmensas trabas que les ponen en el Ministerio de Educación para la convalidación de sus títulos profesionales, tienen que desembolsar mas de SEISCIENTOS MIL ($600.000) PESOS para poder convalidar esos títulos adquiridos en el exterior.

Con todo y esa billonada de dinero que aportan los colombianos en el exterior, el Gobierno Nacional no ha sido capaz de crear incentivos tributarios al sector empresarial para que las empresas contraten a los connacionales que se acojan al «Retorno laboral» contemplado en la Ley 1565 de 2012.

La Cancillería colombiana tampoco ha creado el plan ordenado en la Ley 1565 de 2012, para la adquisición de créditos por parte de la población retornada que se acoja a dicha ley mediante el «Retorno productivo», para el desarrollo de proyectos empresariales.  Cuando bien podría crearse una Cooperativa, o Fondo especial por parte del Ministerio de Relaciones Exteriores para ello.

El colmo llega a su máxima expresión cuando la Población retornada es rechazada para presentar sus proyectos empresariales y ser financiados a través del Fondo Emprender – SENA, por cuanto la mayoría no ostentan títulos profesionales, doctorados, maestrías, o son técnicos o tecnólogos.

Para lo que si hay dinero, y del bolsillo de los colombianos en el exterior, es para pagar los tours que se da la Sra. Maria Angela Holguin, Ministra de Relaciones Exteriores, junto con su comitiva, dizque elevando la imagen y buen nombre de nuestro país.  Agregándole a esto los banquetes y demás «cosillas» que se gastan las Embajadas en una supuesta representación diplomática.

Hasta cuándo resistirán los colombianos en el exterior?

Hasta cuándo los colombianos en el exterior van a seguir votando por los mismos «mequetrefes».  Cuándo abrirán sus ojos, se levantarán, e irán «corriendo» a las urnas a votar en blanco, para demostrar a la clase política colombiana que son un gran caudal electoral, pero hasta tanto no se fijen realmente en ellos, no habrán votos para uno u otro partido o Dirigente político.  Y que ese sentimiento lo comuniquen a sus familiares en Colombia para que hagan lo mismo.

Desde COLEXRET los invitamos, colombianos en el exterior, a que en las próximas elecciones para elegir Representante a la Cámara por los colombianos en el exterior, contribuyan a que los votos en blanco superen el MILLON, y se sentará un precedente jamás visto.

Si eso se consigue, «otro gallo cantará».

NOTA: Las estadísticas aqui divulgadas son el resultado de las investigaciones de COLEXRET, a través de las diferentes Entidades del Estado colombiano; como fuente principal el Ministerio de Relaciones Exteriores.

 

– PUBLICIDAD –

Dejar un comentario