Candidatos(as) ricos(as) Vs Candidatos(as) pobres

– PUBLICIDAD –

Colombianos invisibles 520X90 – M3 y M4
Trámites 520X90 M3 y M4
Trámites (2) 520X90 M3 y M4
Manuel 520X90 M3 y M4

Algunos en un plan mas populista y electoralista dicen que para hacer campaña política no es necesario dinero, pues lo que realmente importa son las ideas y quienes las expongan.

Nada mas salido de la realidad, especialmente para quienes tienen la osadía de lanzarse a la palestra pública en una campaña en el exterior, mas exactamente para Representante a la Cámara por la Circunscripción Internacional.

Hasta ahora desconocemos de algún estudio que se haya realizado en el exterior para calcular el costo de una campaña a Representante a la Cámara, pero si nos basamos en los estudios realizados sobre el costo de una campaña en Colombia para elegir Congresistas (Senadores y Representantes), tendríamos que en el año 2014, y de acuerdo a la empresa «Cifras y Conceptos», en convenio con el Pnud y con el Instituto Holandés para la Democracia Multipartidaria, una campaña para Senado cuesta en promedio, TRES MIL MILLONES ($3.000´000.000) DE PESOS, cuatro veces más de lo permitido por la ley. Y para Representante a la Cámara, no baja de MIL MILLONES ($1.000´000.000) DE PESOS.  Por lo que traducido a Euros o dólares, el costo de una campaña de estas en el exterior, sobrepasaría los TRECIENTOS MIL (U$300.000) dólares o euros aproximadamente.

Pero realmente no sube a tanto, pues de acuerdo a testimonios de colombianos que ya han participado en estas contiendas sin conseguir el objetivo de la curul, promedian que no sobrepasa de los CIEN MIL (U$100.000) dólares o euros.  Cifra a la que dicen ellos no han llegado, y que posiblemente fué una de las causales, sino la principal, para no conseguir llegar al Congreso por los colombianos en el exterior.

Cuánto se habrán gastado los actuales Representantes a la Cámara por los colombianos en el exterior, Ana Paola Agudelo y Jaime Buenahora Febres, en las elecciones pasadas (2014), para haber podido llegar al cargo que hoy ostentan?.  Seguramente nunca lo sabremos con cifras exactas, pero de seguro mucho mas que los que no consiguieron esa Curul, pues a nadie van a convencer que salieron elegidos únicamente por su carisma o propuestas, y en el caso de Jaime Buenahora que fue reelegido, por lo que haya podido hacer en pro de nuestros compatriotas en el cuatrenio anterior (2010 – 2014), pues ni en ese ni en el actual ha hecho algo que realmente valga la pena.

Si en el interior de Colombia es prácticamente imposible hacer un seguimiento minucioso a los gastos en una campaña, en el exterior el término «practicamente» desaparece y lo dejamos en que es ABSOLUTAMENTE IMPOSIBLE.

Colombianos invisibles 520X90 – M3 y M4
Trámites 520X90 M3 y M4
Trámites (2) 520X90 M3 y M4
Manuel 520X90 M3 y M4

A qué conlleva el elevado costo de una campaña política en el exterior?, pues sencillamente a que siempre saldrá elegido el que mas dinero tenga, o al que mas se la puedan financiar, bien sea a través de empresas privadas, o de iglesias, como se rumorea especialmente en el caso del Partido MIRA.  Por lo tanto, las ideas quedan muy atrás, y eso se evidencia con tan solo ver los programas electorales de la Campaña pasada para la elección por la Circunscripción Internacional.  Los programas de los ganadores totalmente vacíos de ideas modernas y futuristas.  Propuestas superficiales que en el fondo no dicen absolutamente nada, y por ello es mas que extraño ver cómo pudieron salir electos.  De Jaime Buenahora del Partido de la U, se dice que fue por fraude electoral, especialmente en Venezuela, pero a pesar de la denuncia que le instauraron, la justicia no pudo comprobarlo.   Y en el caso de Ana Paola Agudelo por el Partido MIRA, el decir común es que fue gracias a sus seguidores religiosos, pues son ellos quienes depositan en su «Iglesia de Jesucristo Internacional» las llamadas limosnas y diezmos, que sirven para la financiación de la causa política de esa Congregación, pues lo que si es bien sabido y comprobado es que la base o nacimiento del MIRA viene de dicha congregación cristiana.

Todo esto es prácticamente imposible de comprobar, al menos legalmente, y por ello solo podemos decir que son simplemente expresiones populares; o como popularmente se dice, «chismes de barrio».

Lo que si es cierto, es que vemos para esta época, candidatos(as) que geográficamente se pueden mover mas que otros(as), y conocemos los costos que esto acarrea, aunque también es muy fácil de eludir, pues se puede argumentar que el hospedaje, alimentación y demás viáticos son  invitaciones «amistosas» u «obras humanitarias» que hacen seguidores de esos(as) candidatos(as).

Algunos(as) argumentan que tienen muchos voluntarios para llevar a cabo las diferentes actividades que conlleva una campaña, lo que no se puede descartar, ya que, en algunos casos mas que otros, aparecen ciudadanos que llevados por su radicalismo, apasionamiento, ideología, fanatismo, o simplemente voluntad, se «regalan» para colaborar con esas actividades.  Y también vemos a aquellos que lo hacen esperanzados en que el(a) candidato(a) les ayude con un «puestico».

Publicidad en medios de comunicación disfrazadas de entrevistas; publicidad en folletos para repartir; aguita, refrigerios o comidita pa´»mi gente» colaboradora y asistentes a las diferentes reuniones; mercaditos que aunque muchas Asociaciones ligadas a los(as) candidatos(as) lo hacen sin ser época de elecciones, en estas épocas se doblan e incluso triplican; transporte para llevar los votantes a inscribir C.C. y luego a votar (incluyendo el trasteo de votos); el dinero con el que se debe apoyar a los líderes colaboradores en diferentes ciudades y países del mundo para promover reuniones o recoger adeptos, hasta donde no se puede desplazar el(a) candidato(a); y muchas mas «arandelitas», son costos que al 100%, son imposible de rastrear.

Como todos esos quehaceres que cuestan dinerito son imposibles de rastrear, quienes lo tienen en abundancia, y no les cuesta sacarlo de su  bolsillo, les llevan una enorme ventaja a aquellos(as) candidatos(as) que tienen importantes ideas y/o propuestas, pero el bolsillo vacío.

Se cree que los partidos que les dan el aval a los(as) candidatos(as) les apoyan económicamente, y la verdad es que esa ayuda no llega ni siquiera al 10% de estos.  Los partidos creen que con dar el aval por la Circunscripción Internacional ya es suficiente, y dejan su gran caudal económico para invertirlo en los(as) candidatos(as) para Senado y Cámara de Representantes, pero a nivel nacional.

A la mayoría de partidos, poco o nada les importa la situación de sus candidatos(as) del exterior, y los dejan a su suerte.  «Defiéndase como puedan».

VEINTISEIS (26) candidatos(as) están actualmente en la contienda electoral aspirando a ocupar UNA (1) curul  en la Cámara de Representantes por los colombianos en el exterior, y les podemos asegurar que no mas del 30% pueden contar económica y realmente con sus partidos, o el apoyo de su iglesia (los que la tienen).  Y lo mas triste es que la mayoría del 70% restante, son los que mejores programas electorales plantéan, y a quienes se les ve con verdadera voluntad de llegar al Congreso a cumplir con lo prometido.

De dónde sale el dinero para las campañas de ese 70% restante, de los(as) llamados(as) candidatos(as) pobres?, pues de sus ahorros, prestamos bancarios, donaciones, ayudas familiares o de amigos.  Muchos de estos no aceptan contribuciones de la empresa privada, porque saben que una vez lleguen al Congreso, esas empresas les exigirán la devolución de esa contribución representada en obras sobrevaloradas = corrupción.  Por eso estos candidatos deben medirse en gastos, y realizar una campaña tan austera, que difícilmente les alcanzará para conseguir esa Curul que represente a los colombianos en el exterior con absoluta honestidad transparencia y honradez.

Si de algo pueden estar seguros los votantes, es que entre mas dinero invierta un(a) candidato(a) en su campaña, mas «esfuerzo» debe realizar cuando llegue al Congreso para recuperarlo.  Y no necesariamente con su millonario salario, sino con «arandelitas», y la ya conocida «mermeladita», que por cierto, no apareció en el Gobierno del Sr. Santos, sino que es herencia de todos los anteriores, pues es una práctica común en nuestra sucia política tradicional.

Candidatos ricos…»no gasten tanto, con eso no tienen que llegar al Congreso a robarnos en la misma proporción».

Candidatos pobres…»Pa´lante, que de pronto se obra el milagrito, y sin dinero en abundancia se puede conseguir el objetivo.  Pero que algo de dinerito deben invertir, eso no lo duden», pues la política, tristemente, por ahora, no  se hace con solo buenas ideas.

 

– PUBLICIDAD –

Colombianos invisibles 520X90 – M3 y M4
Trámites 520X90 M3 y M4
Trámites (2) 520X90 M3 y M4
Manuel 520X90 M3 y M4

Dejar un comentario