Muchas promesas!…los mismos resultados?

0
283

– PUBLICIDAD –

El 21 de Marzo del pasado 2017, y visible haciendo clic aquí, “COLEXRET” publicó un artículo donde trataba el tema de las víctimas del conflicto interno armado colombiano residentes en el exterior, teniendo en cuenta las circunstancias que hasta ese momento se estaban viviendo.  La verdad es que no ha cambiado mucho, a excepción del nombramiento de los DOS (2) Representantes por el exterior a la “Mesa Nacional de Víctimas”, Norela Coronado y Alfredo Castro, y que realizado a través de un proceso de elección democrática, aunque la verdad sea dicha con muy pocos electores, ha sido tomado con gran beneplácito, pues se ha dado un paso muy grande para que el Estado colombiano escuche a través de esos dos voceros al resto de nuestros connacionales víctimas del conflicto que siguen residiendo fuera de nuestras fronteras.

En las últimas dos elecciones democráticas, tanto presidenciales como las del plebiscito sobre la tal llamada PAZ, aparte de ese tema, se ha hablado también mucho acerca de las víctimas del conflicto, y especialmente en las elecciones para Presidente se les prometió “esta vida y la otra”, pero a la fecha, al menos las que residen fuera de nuestro país, siguen sintiendo la misma desilusión ante los resultados de esas promesas.

Se acercan nuevamente las elecciones presidenciales en el mes de Mayo del presente 2018, y seguramente volverán a tener como escenario el tema principal de los Acuerdos de PAZ en la Habana – Cuba, pero con la diferencia que ya no será para que los firmen o no, sino por que se cumpla el ya firmado, o se deshaga para volver posiblemente a una guerra abierta como la vivida en los últimos 50 años; y por supuesto se incluirá nuevamente a las victimas del conflicto.  Pero antes de esas elecciones, tendremos el próximo mes de Marzo que elegir a nuestros Congresistas, entre ellos(as) uno(a) que irá a la Cámara en representación de los colombianos en el exterior, y ya vemos en los programas electorales de éstos, la inclusión de las víctimas residentes fuera.

Es apenas lógico que se incluyan, principalmente en las propuestas planteadas por quienes aspiran a la Representación en la Cámara por la Circunscripción Internacional, pero lo absurdo e incluso humillante, es que se les siga prometiendo “esta vida y la otra”, cuando ni siquiera se les ha podido cumplir con lo ya establecido desde el año 2011 en la Ley 1448 (Ley de víctimas).  Humillante igualmente que se les siga prometiendo, y/o creando mas ilusiones, cuando la indemnización económica prometida está muy, pero muy lejos de ser realidad. El Gobierno Nacional no ha querido, o tenido voluntad para cumplirle a nuestros compatriotas víctimas del conflicto residentes fuera de nuestro país.  Y no se trata solo de la indemnización económica, sino de la prestación de otros servicios que por estar tan lejos de su tierra natal, se les hace mucho mas lejos obtenerlos.

Para completar el “engaño”, algunos candidatos, sobretodo aquellos que ya no aspiran a la reelección en el mismo cargo de Representante por los colombianos en el exterior, pero que han dejado a otros en su reemplazo mientras que ellos se retiran a vivir de su millonaria pensión, o a escalar mas peldaños en el ámbito político, andan pregonando que durante los últimos CUATRO (4) años, se rasgaron las vestiduras por las víctimas del conflicto.   Que han sido ellos quienes mas han hecho por ellas, cuando a mucho lo que han venido haciendo es hablar con estas y en cada charlita ilusionarlas más.  Bla bla bla, pero hasta ahora nada de resultados positivos para que esas víctimas puedan decir, estamos mejor que antes.

Otros candidatos, nuevos por cierto en la palestra pública por la curul en la Cámara de Representantes por nuestros compatriotas fuera de nuestras fronteras, han llenado sus programas de mas promesas e ilusiones para éstas víctimas.

Miserables!.  Miserables porque se siguen aprovechando de las necesidades y dolor ajeno para atraer votantes.  Miserables porque ni siquiera han coordinado sus propuestas con los programas de los candidatos que apoyarán al Senado y Presidencia, para ver que haya coherencia con estos.  Miserables por que al igual de aquellas iglesias que se valen de la fé de sus feligreses para atraerlos hacia sus pretensiones políticas, ellos se valen de la credibilidad que, por más mínima que sea, conservan las víctimas del conflicto aún en el sistema político colombiano.

Seguramente no es esa la intención de algunos de esos candidatos , pero así lo dejan ver, cuando no pueden demostrar realmente lo que han podido hacer los partidos a los que pertenecen y/o les dieron el respectivo aval, por nuestras víctimas residentes en el exterior, en el último cuatrenio.  Qué han hecho es la pregunta.  Hechos reales, no solo bla bla bla y más ilusiones.

Ese Sistema político que un día provocó el conflicto armado en nuestro país, y tan responsable como la guerrilla y los paramilitares que hoy existan las llamadas víctimas colombianas en el exterior, las sigue cogiendo como “caballito de campaña” para subir al poder, hacerse reelegir, o ver como sus “títeres” lo hacen por ellos.

Compatriotas víctimas del conflicto armado colombiano residentes en el exterior, si Uds. les siguen el juego a esos miserables, cobardes aprovechados de su dolor, no van a tener nunca cuando regresar a nuestra Patria en condiciones dignas, o permanecer en el exterior pero con la creación por parte del Estado colombiano, de programas y planes que les mejoren su calidad de vida donde quiera que se encuentren.

ABSOLUTAMENTE TODOS(AS) quienes suban al poder, están en la obligación moral y legal, de darles una solución a su actual situación, pues asi está escrito en los Acuerdos firmados con la subversión en la Habana.  Acuerdos que la mayoría de Uds. aprobaron creyendo en que se haría realidad la parte que les corresponde, y a la que tienen derecho como nadie.

¡Ojo!…muchas promesas pueden producir mas votos, pero los mismos resultados.  Depende de ti, víctima del conflicto residente en el exterior.

No BOTEN…¡VOTEN!, pero a conciencia.

 

– PUBLICIDAD –