Repatriación de cenizas de colombianos fallecidos en el exterior a través de valija diplomática

0
626

– PUBLICIDAD –

Videoclip Bogotá 3 520X90
Colombianos Invisibles 3 520X90
Publi 3 520X90

Aunque ninguna norma lo establece, el Ministerio de Relaciones Exteriores, previo estudio  de la situación de vulnerabilidad de la familia del fallecido, debe hacerse cargo de la repatriación de las cenizas de este hacia Colombia, a través de «Valija diplomática», sufragando el costo que ello acarree.

El siguiente es el Procedimiento establecido por el Ministerio de Relaciones Exteriores cuando un colombiano fallece en el exterior, para que dicha Institución apoye tanto a sus familiares o dolientes en asesoría como económicamente para la repatriación de su cuerpo o de sus cenizas, al igual que sobre los trámites que debe seguir en el país donde haya fallecido:

“La Cancillería ofrece atención las 24 horas del día, los 7 días de la semana a través del Centro Integral de Atención al Ciudadano, para que los colombianos en el exterior o sus familiares puedan reportar cualquier situación en la que necesiten ayuda.
Si un ciudadano se comunica con nosotros para informar del fallecimiento de un connacional en el exterior, la Cancillería, a través del consulado correspondiente inicia la asistencia consular, la cual consiste en acompañamiento a la familia, para que esta pueda adelantar las gestiones tendientes a lograr la repatriación de los restos mortales, en el marco jurídico del país en donde ocurrió el deceso. Lo anterior resulta determinante, toda vez que, en la mayoría de casos, la familia desconoce los procedimientos que se deben adelantar, las autoridades a las que se debe acudir y los documentos que se deben aportar para llevar a cabo la liberación y posterior disposición de los restos mortales con fines de repatriación.

Igualmente, se brinda una orientación en relación con los requisitos documentales y procedimentales requeridos en este tipo de situaciones, con el objeto que se desarrolle el proceso de disposición de los restos mortales de la manera más expedita posible, en concordancia a lo dispuesto por las autoridades locales, el marco jurídico del país en donde ocurrió el deceso y de acuerdo con la decisión de la familia.

El traslado de cenizas a través de la valija diplomática es un servicio que presta este Ministerio en sujeción al marco jurídico local y tiene como objeto facilitar a las familias de nuestros connacionales fallecidos en el exterior, tener en su ciudad de origen o residencia las cenizas de su ser querido; únicamente en los casos en que la familia carezca de los recursos necesarios para ese fin”

Para el año 2019 el irrisorio presupuesto utilizado para este fin fue de US$11.949 y 2.873€, y de acuerdo a lo que nos informa la propia Cancillería el pasado 01 de Julio, con ese dinero se sufragó la repatriación de las cenizas de SEIS (6) connacionales fallecidos en el exterior durante ese año.  Es decir, que en promedio cada gestión de estas tuvo un costo de US$2.500 aprox., que convertidos en pesos colombianos nos arroja OCHO MILLONES
($8´000.000) DE PESOS aprox., cifra que ponemos en duda de acuerdo a averiguaciones realizadas con algunas empresas dedicadas a este fin.  Importante aclarar que hablamos de la repatriación de unas cenizas, no de un cadáver.

Videoclip Bogotá 3 520X90
Colombianos Invisibles 3 520X90
Publi 3 520X90
                                                                               clic aquí 

Esa duda se acrecienta cuando la misma Cancillería nos dice que «El Ministerio de Relaciones Exteriores no tienen competencia para brindar información del costo de repatriación de las cenizas de un fallecido desde España, Francia, Alemania, Inglaterra, Estados Unidos, Canadá, Chile, Venezuela, Costa Rica, Argentina y Ecuador, hacia Colombia, toda vez que este no es un servicio propio de la entidad y son empresas privadas quienes brindan en algunos casos este apoyo», ya que es esa Entidad a través de los respectivos Consulados quienes llevan a cabo dicha gestión, contando obviamente con los servicios de una empresa privada.

Quién puede creer entonces que siendo Cancillería quien cubre esos costos, desconozca su precio individual?

Lo que tampoco supo explicarnos el Ministerio de Relaciones Exteriores, es si ese costo equivale únicamente al transporte de esas cenizas mediante «Valija diplomática», o también incluye otros gastos ocasionados con dicho proceso.

La falta de claridad y exactitud en las respuestas dadas por algunas entidades del Estado es lo que suele provocar ciertas dudas en los ciudadanos, y por ende desconfianza en nuestras instituciones, aparte que desobedecen el procedimiento establecido en la Ley 1755 de 2015 e innumerable Jurisprudencia de nuestra Corte Constitucional, sobre las formas de responder una petición ciudadana.

– PUBLICIDAD –

Videoclip Bogotá 3 520X90
Colombianos Invisibles 3 520X90
Publi 3 520X90
GUIAME 520X90

Dejar un comentario