Eliminación Curul Cámara de Representantes colombianos en el exterior

0
1216

– PUBLICIDAD –

Colombianos Invisibles 003 520×90

 

Artículo 176. Constitución Nacional de 1991:

“La Cámara de Representantes se elegirá en circunscripciones territoriales y circunscripciones especiales.

………Las circunscripciones especiales asegurarán la participación en la Cámara de Representantes de los grupos étnicos y de los colombianos residentes en el exterior. Mediante estas circunscripciones se elegirán cuatro (4) Representantes, distribuidos así: dos (2) por la circunscripción de las comunidades afrodescendientes, uno (1) por la circunscripción de las comunidades indígenas, y uno (1) por la circunscripción internacional. En esta última, solo se contabilizarán los votos depositados fuera del territorio nacional por ciudadanos residentes en el exterior.

Acto legislativo 01 del 15 de Julio de 2013:

“Por el cual se modifica el artículo 176 de la Constitución Política, para fortalecer la representación en el congreso de la república de los colombianos residentes en el exterior”
“Las circunscripciones especiales asegurarán la participación en la Cámara de Representantes de los grupos étnicos y los colombianos residentes en el exterior. Mediante estas circunscripciones se elegirán cinco (5) representantes, distribuidos así: dos (2) por la circunscripción de las comunidades afro-descendientes, uno (1) por la circunscripción de las comunidades Indígenas, y dos (2) por la circunscripción internacional. En esta última, solo se contabilizarán los votos depositados fuera del territorio nacional por ciudadanos residentes en el exterior.

Acto legislativo 2 de 2015 (Ley equilibrio de poderes)

Artículo 6º. Modifíquense los incisos segundo y cuarto del artículo 176 de la Constitución Política los cuales quedarán así:

…..Inciso cuarto

Las circunscripciones especiales asegurarán la participación en la Cámara de Representantes de los grupos étnicos y de los colombianos residentes en el exterior. Mediante estas circunscripciones se elegirán cuatro (4) Representantes, distribuidos así: dos (2) por la circunscripción de las comunidades afro-descendientes, uno (1) por la circunscripción de las comunidades indígenas, y uno (1) por la circunscripción internacional. En esta última, sólo se contabilizarán los votos depositados fuera del territorio nacional por ciudadanos residentes en el exterior.

Jurídicamente, lo anteriormente descrito ha sido la base para el nacimiento de las dos (2) Curules en la Cámara de Representantes para los colombianos en el exterior, y la muerte de una de ellas.

Visto por la Corte Constitucional, la adjudicación de curules para los colombianos en el exterior, es una consecuencia directa de la relación inescindible que existe entre la calidad de ciudadano colombiano y el ejercicio de nuestros derechos políticos, por cuanto presupone que, a pesar de encontrarnos por fuera del territorio nacional, seguimos unidos a nuestro país por un vínculo esencial, derivado de nuestra nacionalidad, que justifica el que tengamos representación en el Poder Legislativo para promover nuestros intereses. Esto en concordancia con los Arts. 99 y 100 de nuestra Constitución, que establecen como por regla general, los derechos políticos se reservan a los ciudadanos colombianos. Y esa naturaleza no se pierde por que residamos en un país diferente al nuestro. “Vivamos donde vivamos seguimos siendo colombianos”.

Cómo y por qué la creación y muerte de la 2a. Curúl en la Cámara de Representantes, de los colombianos en el exterior?.  Quién o quiénes han sido los responsables de ello?.

En las elecciones del año 2010, para elegir Representante a la Cámara por los colombianos en el exterior, solo existía una Curul; la que, después de una dura batalla electoral, principalmente entre Jaime Buenahora por el Partido de la U, y William Ocaña por el Movimiento político MIRA, fue adjudicada por un margen muy mínimo al primero de estos, aunque luego fue denunciado por fraude electoral, sin que esa denuncia prosperara.

Con la ventaja de pertenecer al Partido de Gobierno (Partido de la U), una vez en el poder, Jaime Buenahora gestionó lo pertinente para que mediante Acto Legislativo 01 de 2013, se reformara nuevamente el Art. 176 de nuestra Constitución Nacional,  a fin de que se creara una Segunda Curul de representación política en la Cámara, para los colombianos en el exterior.

Esa iniciativa fue aprobada por un importante número de Congresistas, entre quienes se destacaron los siguientes, junto con las versiones que expusieron en su momento:

El H. Senador Juan Manuel Galán, al referirse a esa actuación Parlamentaria dijo “este Acto Legislativo contribuye a la materialización de los valores y principios constitucionales de la democracia participativa, el pluralismo y la igualdad. Solo podrá hablarse de una verdadera democracia, representativa y participativa, en la medida en que las diversas fuerzas que conforman la sociedad, incluidos los grupos sociales minoritarios, como son los colombianos residentes en el exterior, participen en la adopción de las decisiones que les conciernen a todos”.

Por su parte, y refiriéndose al mismo tema, el H. Senador Manuel Enríquez Rosero recordaba que “durante muchos años, el papel del Estado colombiano frente a sus connacionales en el exterior se ha limitado a los trámites consulares, a visitar los presos en las cárceles, y a celebrar las fiestas patrias. Solo con la Carta Política de 1991 se plantearon algunos lineamientos para proteger al migrante colombiano. Una forma de incentivar la participación y auspiciar el sentido de pertenencia de los colombianos residentes en el exterior, es dándoles la oportunidad de que tengan mayor representatividad en el órgano legislativo del poder público. El hecho de pasar de un (1) Representante a dos (2), mejora su participación y les da una mayor representatividad”.

Asi mismo el H. Senador Aurelio Iragorri, afirmó que “este acto legislativo se ve con fervor en los colombianos residentes en Nueva York, New Jersey y Conericut. Pensar en que hay 5 millones de compatriotas por fuera que envían remesas entre cuatro y cinco mil millones anuales es muy importante para el Congreso”. Y le preguntó a la plenaria del Senado si “¿hay que despreciar ese aspecto económico?”. “Con este proyecto estaríamos estimulándolos para que esa suma se crezca y ayude a tantas dificultades de orden económico que tenemos en Colombia”.

De igual forma, quien para ese entonces era Senador de la República, y hoy Ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, decía que “…este proyecto es un acto de justicia con los colombianos en el exterior que, están “subrepresentados”.

En su exposición, Jaime Buenahora dijo: “este proyecto aumenta las garantías constitucionales para los colombianos en otros países, que son cerca de 4,5 millones y que padecen una discriminación en la representatividad”

Con derecho a dos (2) Curules de representación política en el Congreso, en el mes de marzo de 2014 los colombianos en el exterior acudieron a las Urnas, a elegir a esos dos Representantes, con un abstencionismo electoral que superó el 90%. En dichas elecciones se eligió por primera vez a Ana Paola Agudelo del Movimiento político MIRA, y se reeligió a Jaime Buenahora Febres, quien continuaba en las listas del Partido de la U.

Igual como sucedió en la primera elección de Buenahora, su reelección también estuvo envuelta en denuncias por posible fraude electoral, y que aún se investiga.

A principios del mes de Noviembre de 2014, cumpliéndose dos años del fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya donde despojó a Colombia de derechos económicos en parte del mar Caribe para otorgárselos a Nicaragua, el Presidente Juan Manuel Santos realizó una visita al Archipiélago de San Andrés, donde se comprometió con esa Población a otorgarle mayor representación parlamentaria en el Congreso de nuestro país.  En esa ocasión, y sin importar la vulneración de los derechos políticos que pudiera ocasionar a otros por esa decisión, dijo: “Así como los indígenas y los afrodescendientes tienen su circunscripción especial, los raizales, aquí en San Andrés, también tendrán una representación especial en el Congreso de la República”.

Visita del Sr. Presidente Juan Manuel Santos a la Isla de San Andrés, en Noviembre de 2014

El 18 de Noviembre, en la Comisión Primera de la Cámara de Representantes, presidida por Jaime Buenahora Febres, se presentó la iniciativa para incorporar en el Proyecto de ley “Equilibrio de poderes”, un artículo, donde se le otorgara una Curul a los Raizales de San Andrés, y como no se contemplaba el aumento de escaños en la Cámara de Representantes, sería a costa de que los colombianos en el exterior perdieran una de las suyas.  Ahí se daba comienzo al cumplimiento de la promesa hecha por Juan Manuel Santos a los pobladores de la Isla.

En principio, Buenahora votó en contra de dicha iniciativa, abriendo la esperanza de que junto a Ana Paola Agudelo, defendieran en todos los debates en el Congreso, la Curul que se pretendía eliminar a los colombianos en el exterior.

Realizados seis (6) debates, de los ocho (8) necesarios para la aprobación en Plenaria de la Ley “equilibrio de poderes”, en uno de ellos, en el Senado, un importante número de Senadores votó en contra de la propuesta, lo cual creó la ilusión de que no prosperara esa iniciativa.  Sin embargo, llegado ese Proyecto al penúltimo debate en la Plenaria de la Cámara, y lo que no esperaba nadie, la intervención de Jaime Buenahora fue para defender la propuesta u orden del Sr. Juan Manuel Santos.  “Eliminar una Curul de Representación política de los colombianos en el exterior”.

Jaime Buenahora Febres, Representante a la Cámara por los colombianos en el exterior (Izqu.) y Juan Manuel Santos, Presidente República de Colombia (Der.)

Mientras  que, inexplicablemente Jaime Buenahora hacía una vehemente defensa para que se eliminara esa 2a. Curul en la Cámara, Ana Paola Agudelo, elegida también como Representante a la Cámara por los colombianos en el exterior batallaba en sus intervenciones ante el Congreso por que no se cometiera tan ilegal, inmoral e irresponsable acto; intentando convencer a los demás Congresistas de que era una gran error y atropello contra quienes residen fuera de nuestro país.

Se escuchó a Ana Paolo decir: “Considero que los principios de unidad, pluralismo, participación ciudadana y el principio democrático que fueron plasmados en la Constitución, como la fuente de la estructura y organización del Estado Colombiano, se ven hoy vulnerados y reducidos abierta y directamente por el artículo que elimina la segunda curul del exterior”.

“Un representante para una comunidad de cinco (5) millones de personas no es suficiente. La Diáspora colombiana está en todos los países del mundo, y a una sola persona se le hace imposible atender y representar a los colombianos en el exterior, por eso lamentamos esta decisión que está en contravía a las necesidades de nuestros connacionales”.

H. Representante Ana Paola Agudelo, Representante a la Cámara por los colombianos en el exterio

Sin quitarle mérito, el Poder político de Ana Paola es mínimo, comparado con el que tiene Buenahora, puesto que este individuo es integrante del Partido de Gobierno, del Partido de la U.

Qué pudo haber pasado para que Jaime Buenahora uno de los Representantes en el Congreso, por los colombianos en el exterior, y en el momento quizá mas importante para defender la 2a. Curul, adoptara esa posición?

Por qué Buenahora en el año 2013 se deja el pellejo para la creación de una Segunda Curul en el Congreso, para los colombianos en el exterior, y luego en el 2015 apoya su eliminación?

Analizamos y conceptuamos:

Para las elecciones en el mes de Marzo de 2014, y teniendo los colombianos en el exterior, derecho a elegir a dos Representantes a la Cámara; Jaime Buenahora, junto con 17 candidatos más, entre ellos Ana Paola Agudelo del Grupo MIRA, quien fue su mas dura contrincante, y electa al final de la contienda, fue reelegido para el Periodo 2014 – 2018; pero como sucediera en las elecciones de 2010, donde fue elegido por primera vez, se vio envuelto en escándalos por fraude electoral,  sin que hasta la fecha la Justicia se haya pronunciado al respecto.

Jaime Buenahora Febres había conseguido su objetivo de reelección, gracias a la Segunda Curul de su autoría, pues de haber continuado los colombianos en el exterior con una sola Curul, tal y como lo demuestran los resultados electorales de Marzo de 2014, habría perdido la contienda, y por un amplio margen frente a Ana Paola Agudelo.

Ya posesionado el 20 de Julio de 2014 para cuatro (4) años mas como Congresista, y en los cuales cumpliría la edad exigida por la ley para su millonaria pensión, poco o nada es lo que le ha importado adentrarse en los problemas de quienes lo eligieron, y prueba de ello es que a poco de cumplir tres (3) años de reelegido, no se ha visto una sola gestión que se pueda decir haya brindado reales y palpables beneficios a sus electores.

La estabilidad económica, en el futuro de Jaime Buenahora, no podía darse de mejor forma, que a través de una millonaria pensión de Congresista, pero para ello tenía que cumplir la edad que exige la ley.  Conocedor de ello, debía ingeniarse alguna fórmula que le permitiera conseguir ese objetivo. Si se atenía a las gestiones realizadas durante su mandato como Representante de los colombianos en el exterior para una reelección, y mas sabiendo que volvería a enfrentarse con el MIRA era prácticamente imposible que lo lograra.  Por esta razón se cree que la gestión de Buenahora para la creación de la Segunda Curul, obedeció mas a sus intereses personales, que al otorgamiento de Derechos políticos a quienes residen fuera de nuestro país.

Conseguido ese objetivo, a Jaime Buenahora nada le importaba que los colombianos en el exterior tuvieran dos (2), una (1) o ninguna Curul de representación política en el Congreso de nuestro país, pues al fin y al cabo, aunque en alguna ocasión manifestó lo contrario, no aspirará a otros cuatro (4) años en ese cargo.

Jaime Buenahora Febres, “siguiendo” instrucciones del Presidente Santos, tenía que apoyar la eliminación de esa Curul, pues su rechazo le habría provocado grandes inconvenientes con el “MandaMás” Nacional, y esto lo corroboró en el mes de Diciembre de 2014, en una reunión frente a importantes Líderes colombianos en EE.UU, y donde hizo presencia el prestigioso Medio de Comunicación QueensLatino, de quien obtuvimos esta información, al expresar que: “Para que entiendan lo que es viable o no en Colombia, les voy a explicar…El presidente Santos se comprometió a darle una curul a los raizales de la Isla de San Andrés.  Fué un favor que pidió el Presidente.  En Colombia es muy difícil enfrentar al Presidente y al Ministro…”

Reunión en EE.UU de Jaime Buenahora en Dic. de 2014, con algunos líderes en ese país

Junto con otros, los mismos Congresistas que defendieron la creación de esa Segunda Curul en el año 2013, votaron a favor de su eliminación dos (2) años después, con menos de un (1) año de haberse estrenado.  Si los argumentos que estos Congresistas esbozaron en un comienzo no habían cambiado en lo absoluto por qué que ahora “volteaban la torta”?.  Qué pasó?

Primero, era una “orden” del Jefe Supremo (Presidente Santos); segundo, ver la posición adoptada por Jaime Buenahora Febres, nada mas y nada menos que Representante de los colombianos a quienes afectaba directamente tal decisión.  Y tercero, el argumento mas expresado en el círculo político…“Los colombianos en el exterior NO VOTAN”.

Se cree que en el momento en que Juan Manuel Santos quiso congraciarse con la Población San Andresana, al prometer una Curul mas en el Congreso, no pensó que para hacerlo tendría que vulnerar los derechos políticos de una Población mucho mas numerosa, como son los colombianos en el exterior (mas de cinco (5) millones).  Después de prometido, tenía que hacerlo como fuera; y teniendo la mayoría de subordinados en el Congreso pertenecientes a su Partido político, no le sería nada difícil.

En verdad creyó Juan Manuel Santos que quitando una Curul de los colombianos en el exterior para entregarla a los Raizales de San Andrés, solucionaría los problemas de dicha población?.  O fue una especie de “venganza” por haber perdido las elecciones en el exterior para ser reelegido?

Para el común de los ciudadanos, los problemas Sociales de San Andrés  no se solucionan aumentándole Representación política en el Congreso, pero si beneficia a la Clase política de esa Región.  Tampoco de esa forma se van a solucionar los pleitos territoriales que sostiene Colombia con Nicaragua, objeto de análisis por el Alto Tribunal Internacional de la Haya.

Jaime Buenahora es un incondicional del Partido de la U, y por ende del Sr. Santos.  Buenahora nunca ha hecho algo que realmente beneficie a quienes lo “eligieron”, pues como “perro viejo” en la política, se arrima al árbol que mas de sombra, y por lo visto no son sus electores. Y menos ahora que ya consigue la pensión como Congresista, y no necesita mas de quienes hicieron posible la consecución de sus objetivos personales.  Si este individuo apoyó la eliminación de la 2a. Curul, cuando precisamente fue elegido para defender nuestros derechos, entre ellos los políticos, qué mas podríamos esperar del resto de su Bancada?

Que los colombianos en el exterior no votan.  Muy cierto.  Solo hay que ver el abstencionismo del 90% en las elecciones del mes de Marzo de 2014.  El analfabetismo político es tan grande, que no se ha logrado entender que…”si no votamos no existimos” para nuestro país.

Al eliminar una de las Curules de representación política en el Congreso, para los colombianos en el exterior, el Sr. Presidente Santos y nuestros Congresistas han manifestado su total desconocimiento a la situación que viven los colombianos que por diferentes razones han tenido que emigrar de nuestra Patria.

Con esa decisión desconocieron sus Derechos políticos y el Derecho a la “Participación Ciudadana” establecida no solo en nuestra Constitución, sino en el Numeral 4 del Art. 3º, y Numeral 9 del Art. 4º. de la Ley 1465 de 2011: “Participación de la diáspora colombiana en los destinos del país y el ejercicio de los derechos de sufragio activo y pasivo en igualdad de condiciones con el resto de los colombianos”. “Promover la participación política, amplia y libre de los colombianos en el exterior para que tomen parte en las decisiones de interés nacional y en la conformación y ejercicio del poder político conforme a la Constitución y a la ley”.  Estos, hacen parte de los objetivos encomendados en dicha ley al “Sistema Nal. de Migraciones”.

Y lo están desconociendo, por que estadísticamente en el exterior  existen mas de cinco (5) millones de ciudadanos colombianos, equivalente al 12% aprox. de la población total colombiana, y cuentan con las mismas dos (2) Curules en la Cámara, con que cuentan departamentos en Colombia con menos de 200.000 habitantes.  En la política exterior, sin ir tan lejos,  en Ecuador hay poco más de 3 millones de ecuatorianos fuera del país y tienen 6 representaciones en el exterior.

También desconocieron las motivaciones expuestas ante el Congreso de la República, cuando este, mediante Acto Legislativo 01 de 2013, reformó el Art. 176 de nuestra Constitución Nacional, aprobando una Segunda Curul en la Cámara para representación de los colombianos que residen fuera de Colombia.

Qué explicación válida pueden dar, cuando pensando en la igualdad de condiciones para sus Gobernados, se tomaron el arduo y dispendioso trabajo de reformar un Art. de nuestra Constitución, para dos años después dejarlo sin validez?
Si se hubieran tomado un poco de tiempo para analizar el porqué del abstencionismo electoral en el exterior, habrían descubierto la casi nula divulgación por parte del Estado colombiano para llamar a sus conciudadanos a ejercer el Derecho al voto. Habrían podido darse cuenta de las grandes dificultades que tiene un colombiano residente en el exterior, cuando vive en una ciudad donde no hay Representación Diplomática colombiana, y tiene que trasladarse por 2, 4, 6 y mas horas para registrar su C.C. y luego para ir a votar.

Si hubieran investigado un poco, también se habrían dado cuenta de la incredulidad de los ciudadanos en la Clase política de nuestro País, por, el prácticamente abandono socio-político en que se encuentran en el exterior por parte de los Gobernantes Nacionales. Y ni hablar del abandono en que se encuentra la Población retornada.

Esa incredulidad es mas que entendible cuando la ejecución de las únicas dos Leyes creadas en los últimos cinco (5) años, concernientes a los colombianos que residen fuera del País, 1465 de 2011 (Sistema Nal. de Migraciones) y 1565 de 2012 (Ley retorno), no han dado en realidad a esta Población los beneficios esperados.

A esto se le agrega el mal servicio prestado a los colombianos por la mayoría de Consulados y Embajadas en el exterior, incluyendo el alto costo del Pasaporte, donde el solo Impuesto de Timbre Nacional equivale a mas del 55%, convirtiéndose este documento entre los mas costosos del mundo; e igual sucede con los demás trámites que se realizan en esas Instituciones.

Y muchas otras situaciones que seguro habrían encontrado si en verdad hubieran investigado antes de tomar la decisión de aprobar la eliminación de una de las curules a la Cámara de Representantes por Circunscripción Internacional, con el argumento de la abstención del 90%.

Menos se entiende ese argumento cuando es bien sabido que la abstención electoral interna en nuestro País, normalmente sobrepasa el 50%.  Porqué no toman también esa excusa y eliminan por lo menos la mitad de las curules existentes actualmente en Senado y Cámara?

No pueden pretender nuestros Congresistas que en tan solo dos años, y con los “lunares negros” expresados anteriormente, los colombianos en el exterior acudan masivamente a las urnas para reducir el abstencionismo electoral. Y mucho menos esperen que se reduzca ahora cuando ellos mismos les están privando del Derecho de tener mayor número de Representación en el Congreso.

Con esa injusta decisión se ha retrocedido “años luz” en el fomento del amor y respeto de los ciudadanos por nuestro Sistema Democrático. Con esa mal pensada decisión, acrecientan la desconfianza de los colombianos en nuestra Clase Política. Con esa precipitada, y no investigada decisión, han demostrado su desinterés por que los colombianos residentes en el exterior contribuyan políticamente en los destinos de nuestro País. Con esa decisión no han reconocido el esfuerzo de nuestros Compatriotas en el exterior, por hacer parte del progreso y desarrollo socio-económico de nuestra Colombia, a través de los mas de CUATRO MIL MILLONES (US 4.000´000.000) DE DOLARES que envían anualmente en remesas.

Aparte de las reclamaciones elevadas desde la Plataforma “Colombianos en el exterior y retornados”, ante la Comisión Primera de la Cámara de Representantes el 19 de Noviembre de 2015, y reenviada el 24 de Mayo de 2015 a cada una de las Comisiones de Senado y Cámara, fueron muchas las voces en el exterior que expresaron su inconformismo, e incluso llegaron a manifestarse públicamente en diferentes países, pero de nada sirvieron pues al día de hoy, y si no ocurre algo extraordinario, para las próximas elecciones se tendrá que volver a elegir en el exterior a un solo Representante.

A pesar de lo aquí visto, debemos reconocer que a la mayoría de colombianos en el exterior les da igual que haya 1, 2, 5 o 10 Curules de representación en el Congreso.  El sentimiento mayoritario es…“Pa´lo que sirven!!”; “Entre mas vacas menos leche”; y cuando analizamos los resultados de los elegidos, no les falta razón.

Salvo Ana Paola Agudelo, por sus intervenciones en defensa de los colombianos residentes fuera de nuestro país, en el Congreso, el otro elegido para ese cargo, solo ha ido a “vegetar” y embolsarse una millonada mensual, sin que haya mostrado realmente voluntad de querer cumplir con las funciones que como tal le impone nuestra Constitución y demás leyes.  Y ya no solo es que no hace nada, sino lo poco que hace es en contra de quienes lo eligieron, pues ahí está la prueba al traicionar su confianza, defendiendo la eliminación de una de sus Curules.

Ante la pérdida de esa 2a. Curul de representación política en el Congreso, a los colombianos en el exterior solo les queda aunar esfuerzos y voluntad por lograr conformar la “Mesa Nacional de la Sociedad Civil para las Migraciones” contemplada en el Art. 5º de la Ley 1465 de 2011 (Sistema Nal. de Migraciones), pues se constituirá en la principal herramienta de quienes viven fuera de nuestro país, para hacer parte directa en las decisiones que sobre política migratoria y de retorno adopte en adelante nuestro Gobierno.

Les robaron sin ninguna contemplación a los colombianos en el exterior, la mitad de sus derechos políticos (una curul en la Cámara de Representantes), y salvo unos pocos, CINCO MILLONES DE COLOMBIANOS en el exterior siguen como si no hubiera pasado nada.

“Permitir una injusticia es abrir el camino a las que vienen” Willy Brand

– PUBLICIDAD –

Anuncie aquí 8

Dejar un comentario