Disminución Impuesto en el pasaporte Vs. Nuevo Impuesto en el pasaporte

    0
    1081

    – PUBLICIDAD –

    En este mes de Diciembre, antes de terminar el 2019, dos importantes y resonantes noticias ha dado el Gobierno de nuestro país a los colombianos que se encuentran en el exterior, y que publicamos en esta Casa.  La primera el 19 del mes navideño bajo el titular «Presidente Duque confirma aumento en el pasaporte para cubrir seguro de repatriación de fallecidos», y la segunda a los dos días de esta, o sea el 21, titulada «Por fin una Reforma Tributaria favorece en algo a los colombianos en el exterior».  Aparentemente, y como lo han manifestado algunos de nuestros seguidores y lectores es algo incoherente, e incluso hasta burlesco y mentiroso, pues si en una se dice que el precio del pasaporte aumentará, por qué la otra manifiesta lo contrario, y es que disminuirá?.  Analicemos cada una de ellas, comenzando por la primera:

    El precio del pasaporte aumentará si el Congreso aprueba el Proyecto de Ley 196 de 2018 aprobado en Segundo debate, presentado por el Representante a la Cámara por los colombianos en el exterior, Juan David Velez, mediante el cual se pretende cobrar un SEGURO OBLIGATORIO cuyo costo sería incluido en el precio de ese documento, para sufragar la «Repatriación de cuerpos de colombianos fallecidos fuera del país».  Esta noticia fue ampliamente difundida, incluyendo en ella el link donde se puede ver el video en el cual el Presidente Iván Duque hizo ese pronunciamiento, y visible haciendo clic aquí.
    Si bien es cierto que dicho proyecto de ley tan solo ha pasado uno solo de los debates en la Comisión Segunda de la Cámara de Representantes, de la que es integrante su autor Juan David Velez, y que aún faltan otros debates para su aprobación o rechazo final, las palabras del Sr. Presidente de la República prácticamente dan por un hecho que tal iniciativa será convertida en Ley de nuestro país, con las nefastas consecuencias que acarrearán para el bolsillo de los colombianos que residimos fuera de nuestras fronteras, y el rechazo casi que general, pues va en contravía de lo que venimos exigiendo desde hace muchos años, y es que dicha repatriación de fallecidos se sufrague a través del Fondo Especial para las Migraciones contemplado en el artículo 6°. de la Ley 1465 de 2011,mas no que se haga a través de la imposición de un nuevo impuesto. Y como quiera que esta situación ha sido ampliamente explicada en varios de nuestros artículos, a continuación queremos describir sus titulares para que haciendo clic en cada uno de ellos conozcan y analicen mejor este hecho:

    El rechazo a que se convierta en un SEGURO OBLIGATORIO es generalizado, pues no se ha tenido en cuenta que más de SEIS MILLONES de pasaportes que se encuentran actualmente en poder ciudadano serían los que tendrían que pagar los gastos que acarreen las repatriaciones de no mas de 150 conciudadanos que según las estadísticas en los últimos 5 años se vienen produciendo, de acuerdo a lo informado por la Cancillería colombiana, bien sea con, o sin apoyo de esa entidad estatal.  Pues cueste lo que cueste el tal seguro ese, siempre será superior a lo que le costaría al Estado la repatriación anual de ese número de ciudadanos. De ahí que hemos insistido en que mejor se refuerce el presupuesto destinado al «Fondo Especial para las Migraciones» y que sea de allí desde donde se sufrague tal acción.

    Al ser un SEGURO OBLIGATORIO, tal y como lo indica su definición, sería obligatoria su adquisición por absolutamente todos los ciudadanos que ya tengan ese documento, y quienes aspiren a obtenerlo; ello incluye a quienes ya cuentan con un seguro de esta categoría, adquirido a través de empresas particulares desde hace muchos años.  Los obligarían por Ley  a acogerse a otro seguro para el mismo fin, aún teniendo ya uno? Absurdo, ilógico, inmoral e ilegal, y que deja ver solo un protagonismo populista y electoralista de su autor, el Representante Velez, e incluso como muchos afirman, «un sospechoso y  millonario negocio» que mas adelante se verán sus verdaderos beneficiarios, entre los que esperamos no se encuentre el autor de ese proyecto de ley, sus familiares, o los de algún integrante de su partido político, quien apoya vehementemente esa iniciativa, partiendo del actual Presidente Duque, o de su mentor Alvaro Uribe Velez.

    Siendo OBLIGATORIO ese seguro, tendría que ser también contratado por todos aquellos colombianos que no quieren regresar a Colombia, ni aún después de muertos.  Aquellos que desde hace muchos años se encuentran en país extranjero con su familia y que su deseo es ser sepultados o cremados en el país donde residen en el momento de su fallecimiento.  Se les obligará a estos a obtener ese seguro cuando saben perfectamente que NUNCA lo van a utilizar?

    Como argumento principal y casi que único, expresado por el Congresista por los colombianos en el exterior Juan David Velez, es de una «Razón humanitaria»; argumento este que si bien en el fondo del contexto del proyecto de ley 196/2018 debe ser reconocido y aplaudido por lo necesario, y que desde «COLEXRET» hemos venido exigiendo desde hace muchos años en virtud de lo expuesto en la Ley 1465 de 2011, no es menos cierto que quien debe aportar ese «Sentimiento humanitario» es el propio Estado colombiano, y no precisamente imponiendo un nuevo Impuesto a los ciudadanos, sino sufragándolo del Erario público, a donde directa o indirectamente van a parar los mas de CINCO MIL MILLONES de dólares que en promedio hemos enviado anualmente los colombianos en el exterior a nuestro país en los últimos años a través de nuestras remesas, siendo la segunda entrada en divisas a Colombia y coadyuvando con su crecimiento y desarrollo socio-económico.

    Esta injusticia se puede detener?.  Por supuesto que si.  Solo falta unión y voluntad ciudadana.  En los diferentes artículos que se han publicado en esta pág. informativa sobre el particular hemos llamado a, principalmente colombianos en el exterior, para que oficien directamente al Representante a la Cámara Juan David Velez, lo mismo que a cada una de las Comisiones de Senado y Cámara de nuestro país y plantéen sus inquietudes al respecto. No importa si son a favor o en contra, pero con sus respectivos argumentos, tal y como lo hicimos nosotros en documento visible aquí.

    Ahora viene la buena y gran noticia, aunque sea en un 50%, y es la eliminación en ese mismo porcentaje del Impuesto de Timbre Nacional que se aplica actualmente a los trámites que realizamos los colombianos en el exterior ante nuestros Consulados, incluyendo el pasaporte, y que equivale a poco mas del 40% de su costo total.

    Para resumir un poco este «noticionón», les sugerimos leer el artículo visible aquí, donde nuestra plataforma «COLEXRET» hace una amplia explicación sobre el tema.

    La eliminación del Impuesto de Timbre Nacional de los trámites que realizamos los colombianos en el exterior es una propuesta o iniciativa ciudadana desde hace muchos años, llevada al programa electoral del actual Presidente Iván Duque por el suscrito en representación de «COLEXRET», en la reunión sostenida a finales del mes de Mayo de 2018 con gran parte de la cúpula de su equipo de campaña y del de la Vicepresidenta Martha Lucía Ramirez (Ver aqui).  Esta iniciativa, ideada en principio por el Politólogo y candidato a la Cámara de Representantes por los colombianos en el exterior Javier Urrea Cuellar (2014 – 2018), y extendida ampliamente alrededor del mundo por diferentes Organizaciones, Líderes Sociales y Políticos, Medios de Comunicación y Ciudadanía en general colombiana, hoy es una realidad en un 50% gracias a la gestión realizada en especial por Juan David Velez, en calidad de Representante a la Cámara por los colombianos en el exterior, y la Senadora Ana Paola Agudelo, entre otros.

    «INSISTIR, PERSISTIR, RESISTIR y no dejar de INSISTIR», ha sido en realidad la clave para este logro del 50%; pues véase que cuando se aprobó la primera «Reforma Tributaria» en el año 2018, y devuelta por nuestra Corte Constitucional por vicios en su aprobación, no se pensó en nosotros, en quienes vivimos fuera de nuestro país.  Esto nació luego de que muchos ciudadanos manifestamos nuestro inconformismo ante esa situación mucho antes de esa reforma (Ver aquí).  A partir de ese momento, Juan David Velez reaccionó y entendió que debía hacer algo que en realidad beneficiara a sus electores, y no como lo venía haciendo hasta ese momento, presentando proyectos de ley que para nada brindan beneficio a nuestros conciudadanos. (Véase aquí).

    Una de las tantas campañas llevadas a cabo por «COLEXRET» desde nuestra plataforma en las diferentes redes sociales. (Dic. 09 de 2019)

    Para corroborar esta afirmación, debemos conocer que la proposición presentada al Congreso de la República en búsqueda de la eliminación, en ese porcentaje del Impuesto de Timbre Nacional, por Juan David Velez y Ana Paola Agudelo, entre otros, solo fue conocida por dicha Corporación, unas horas antes de que se aprobara la actual «Reforma Tributaria».

    Gracias a esta iniciativa, que entrará en vigor a partir del 1° de enero del año 2020, entre 20 y 25 dólares o euros es la rebaja que tendrán los trámites que realizamos ante nuestros Consulados incluyendo el del pasaporte, aclarando que dicha rebaja es en lo concerniente al Impuesto de Timbre Nacional, más no al costo total de esos trámites, pues una cosa es la TASA impuesta en esos documentos, y otra el Impuesto de Timbre Nacional.  De cualquier forma, es un gran aliciente, y que seguimos aplaudiendo en un 50%.

    Al analizar estas dos situaciones, bien podríamos decir que para el Representante a la Cámara por los colombianos en el exterior, «quien peca y reza empata», pues por un lado consigue que se rebaje un determinado porcentaje en el Pasaporte, mientras que por el otro pretende que se incremente su costo, asi sea mínimo, imponiendo un Seguro OBLIGATORIO en el mismo que sufrague la repatriación de nuestros connacionales fallecidos en el exterior.

    Para mi, al Gobernante, Legislador, Funcionario o Político que peca se le da garrote, y a quien reza se le da zanahoria.  Ahí está la verdadera imparcialidad en la información, y es la ventaja que da el no casarnos con ningún partido o ideología política.

    Muy bien la rebaja del 50% en el Impuesto de Timbre Nacional ante esos trámites que se deben realizar en nuestros Consulados, pero muy mal que ahora les de por aplicar otro impuesto, como el SEGURO OBLIGATORIO DE REPATRIACIÓN en los mismos, pues en realidad, al permitir este seguro, estamos dando pie para que mañana se apliquen otro tipo de impuestos en ese documento, con la excusa de que ya se rebajó el Impuesto de Timbre en ese porcentaje.  Algo asi como si se eliminara un impuesto pero se sustituyera por otro, u otros.

    Juan David Velez, deja a un lado tu soberbia, prepotencia y endioscionamiento, y no tires por la borda las buenas acciones que haces con tus manos, pero que con tus patas las vuelves mierda.  Retira o modifica, no al 50, sino al 100% ese proyecto de Ley sobre la repatriación de nuestros connacionales fallecidos en el exterior, y de seguro tendrás mayor reconocimiento social y político.  De lo contrario, quedarás como ese elegido Representante que pretende calmar la sed del sediento dándole solo una gota de agua.

                                                            https://www.dcarnilsa.com/

    Sigo manifestando mi rechazo total a la imposición de un nuevo impuesto en el pasaporte para sufragar los costos de repatriación de nuestros connacionales fallecidos en el exterior, y asi mismo aplaudo y reconozco el trabajo realizado por Juan David Velez y Ana Paola Agudelo en la eliminación, por ahora, del 50% del Impuesto de Timbre Nacional en los trámites que realizamos ante nuestros Consulados, incluyendo el pasaporte.  Sin embargo, tanto ellos como los demás colombianos, debemos entender que NO ES SUFICIENTE.  Que la meta es conseguir la eliminación total de ese impuesto.

    Un saludo para todos, Feliz Navidad y lo mejor en el 2020.

    Ricardo Marín Rodríguez
    Fundador/Director «COLEXRET»
    [email protected]
    www.colexret.com

     

    – PUBLICIDAD –

    Dejar un comentario