«Día del Migrante colombiano» Vs. «Día Internacional del Migrante»

2
399

– PUBLICIDAD –

Colombianos invisibles 520X90 – M3 y M4
Colombianos Invisibles 520X90 – M3 y M4 (2)

Desde que al Sr. Juan David Velez, Representante a la Cámara por los colombianos en el exterior le dio el capricho de presentar al Congreso de nuestro país el Proyecto de Ley (hoy Ley 1999/2019), mediante el cual se establece el 10 de Octubre como el «Día Nacional del Colombiano Migrante», desde esta Casa hemos criticado fuertemente esa acción por considerarla aparte de populista, demagoga, chistosa, ridícula, innecesaria y con futuro electoralista, en contravía o enfrentamiento con las disposiciones internacionales, como es la Resolución 55/93 aprobada el 04 de Diciembre del 2000 en Sesión plenaria de la Asamblea General de Naciones Unidas “ONU”, donde crea el «Día Internacional del Migrante», es decir, el día de TODOS los migrantes del mundo, y establece unas gestiones o actividades a celebrar ese día, enviadas a todos los Gobiernos integrantes de ese Organismo mundial. Pero por lo visto nunca llegó al Estado colombiano, o al menos no al conocimiento del Sr. Congresista Velez.

Antes de continuar leyendo el presente, sería muy importante y necesario que nuestros lectores repasaran un poco esta historia desde sus inicios en los links que señalaremos a continuación:

Desde la promulgación de esa Ley dijimos que había nacido «sin pies ni cabeza», y se predijo que de nada, pero absolutamente de nada serviría, tal y como lo comprobaremos a continuación:

Queriéndonos adelantar a los acontecimientos, en el mes de Abril de 2020 indagamos ante Cancillería por el presupuesto asignado y las respectivas actividades a realizar el «Día Internacional del Migrante» en el año 2020 (18 de Diciembre), de acuerdo a la Resolución No. 55/93 de la “ONU”, al igual que el 10 de Octubre «Día Nacional del Migrante Colombiano» (Ley 1999 de 2019), y nos respondió que debido a la contingencia actual referente al COVID-19 a la fecha no se habían presentado proyectos para el periodo 2020, agregando que era discrecional de los Consulados realizar proyectos con recursos, y que en ese entendido por parte de Colombia Nos Une no había un presupuesto asignado especialmente para tales fines; sin perjuicio para que más adelante se realizaran actividades en el marco de esas fecha. O sea, «Si llueve en la mañana hacemos el evento en la tarde, pero si llueve en la tarde lo hacemos en la mañana»

Vea aquí: «Cónsul colombiano acusado por acoso sexual contraataca»

Ya esa respuesta era una predicción de lo que se avecinaba para esas celebraciones, como efectivamente ocurrió.

Colombianos invisibles 520X90 – M3 y M4
Colombianos Invisibles 520X90 – M3 y M4 (2)

La inmensa mayoría de las Leyes de nuestro País se promulgan sin tener en cuenta el mayor problema para su ejecución, como lo es el de su financiación.  A toda Ley se le debe destinar un presupuesto previamente acordado con Hacienda y las Entidades gubernamentales encargadas de su cumplimiento, para que se cumpla con su real objetivo. No se trata de lanzar y lanzar leyes, para que se conviertan en simples papeles de escritorio.

Vean Uds. como claramente la Cancillería informa que NO hay presupuesto destinado para esos eventos.  Lo que indica que si se hacen unos nuevos, que es lo que indica la leguleya Ley esa, serán gratis!. Que bienvenidos sean.  Pero no fue asi, ya que «de la noche a la mañana» apareció dinerito para eso.

Y nos preguntamos en ese momento, si ese día se iban a realizar los mismos eventos que se venían realizando desde años anteriores, en fechas diferentes, solo para aparentar el cumplimiento de una Ley mediocre y sin fundamento, al trasladarlos para el 10 de Octubre, o algunos diítas después?. (Esto refiriéndonos únicamente al tal «Día Nacional del Migrante Colombiano».  Ya más adelante trataremos la humillante celebración del «Día Internacional del Migrante»).

Adquisiciones en físico y digital haciendo clic aquí

La respuesta es SI.  Así lo hicieron.  A la Cancillería no le quedaba otra alternativa a través de nuestros Consulados, que intentar darle cumplimiento a esa Ley inventada e improvisada, en donde no hubo la más mínima participación ciudadana, ni fue consultada para su elaboración. «Una nueva ley para migrantes sin migrantes».

Haciendo clic aquí, remitidas por el propio Ministerio de Relaciones Exteriores, las actividades realizadas el 10 de Octubre de 2020 con ocasión de la celebración del tal «Día Nacional del Migrante Colombiano»,  en donde podrán ver que muchas de ellas distan de las ordenadas en el Artículo 3º. de la Ley 1999 de 2019 (emprendimiento, política migratoria del país de recepción, impuestos, víctimas, convalidaciones), pero como  «salida olímpica» para justificarlo, en la extensión que se introdujo en la norma, y que a nosotros se nos antoja llamar «mico» al enumerar las actividades a realizar hablan finalizando ese artículo, de, «entre otros».  Es decir, que «cualquier actividad» ese día está bien.

Tan asi es lo que decimos, que no es sino ver las actividades que nos reportan realizadas  para comprobar que muchas de ellas fueron «cuadradas» para que coincidieran con el 10 de Octubre, incluso, observamos que en el Consulado de Santo Domingo – República Dominicana, todos los eventos llevados a cabo desde el primero hasta el último día de Octubre los relacionaron con el «Día del Migrante Colombiano», y otra evidencia es la entrega de bonos, mercados y demás que se venían distribuyendo antes del mes de Octubre, con ocasión de la pandemia ocasionada por el COVID-19, los dejaron para entregarlos precisamente el llamado «Día Nacional del Colombiano Migrante», además de algunos que se iban a entregar luego del referido día.

Es más, cuando ya la Cancillería desde el mes de Abril de 2020 nos había comunicado que «debido a la contingencia actual referente al COVID-19 a la fecha no se habían presentado proyectos para el periodo 2020, agregando que era discrecional de los Consulados realizar proyectos con recursos, y que en ese entendido por parte de Colombia Nos Une no había un presupuesto asignado especialmente para tales fines», podemos ver que en esas celebraciones se gastaron casi US$100.000.

Nos asombra la rapidez conque el Ministerio de Relaciones Exteriores «destina» ese presupuesto (US$100.000) para la conmemoración del «Día del Migrante Colombiano», pues no olviden que al mes de Abril, o sea 6  meses antes no había ni un centavo para esas celebraciones.  Nosotros seguimos pensando que ni ese dinero, ni las actividades relacionadas estaban programadas como parte de esa conmemorativa fecha, y que se trato sencillamente de un «relleno».

Hora viene la inequidad y desigualdad, pues de las más de 120 Sedes Consulares/diplomáticas con que cuenta Colombia en el exterior, solo en 69 de ellas se llevaron a cabo dichas actividades, indicando que el «Día Nacional del Migrante Colombiano» es solo para algunos colombianos, no para todos. Aunque basándonos en las actividades realizadas, y hablando del «Día Internacional del Migrante», creado por la «ONU», para conmemorar el 18 de Diciembre, ahí si que es cierto que no entra ni uno solo de nuestros connacionales, como lo verán  mas adelante.

Le puede interesar: «Repatriación de cenizas de colombianos fallecidos en el exterior a través de valija diplomática»

Viendo esto, razón tienen Ricardo Marín Rodríguez y Lucy Torres cuando en su Primer tomo de la colección de libros «Colombianos Invisibles», «Gestión Migratoria Inexistente» (Descargable aquí), denuncian al Estado colombiano por tener divididos a los  ciudadanos entre los de primera y segunda clase, incluyendo a quienes residen fuera de nuestro país en esta última. «Si alcanza le dan a ellos, o sino que se j……dan».

Buscando ampliar la información acerca del cumplimiento dado a la referida Ley del «Día Nacional del Migrante Colombiano», oficiamos a su autor, el Representante a la Cámara por los colombianos en el exterior Juan David Velez, quien asombrosa y extraordinariamente nos dejó con «la boca abierta» al responder nuestra petición el mismo día que se la enviamos. Ejemplo para el resto de personalidades y entidades gubernamentales que normalmente nos obligan a instaurar Acciones de tutela para que sea la justicia quien las obligue a responder.  Muy bien por esa Sr. Congresista Velez, y un aplauso para su Unidad de Trabajo Legislativa «UTL», pues ya era hora que después de DOS (2) AÑOS despegara; no en vano el Erario público desembolsa casi CINCUENTA MILLONES DE PESOS mensuales para su sostenimiento; aparte obviamente de los más de TREINTA MILLONES que recibe el susodicho Congresista de salario.

Según nos comunica Velez, en cumplimiento de lo establecido en el Artículo 4º. de la Ley 1999 de 2019, la Audiencia pública allí ordenada se llevó a cabo el 09 de Octubre del pasado 2020, a la que asistieron virtualmente un total de 45 connacionales que ingresaron a la respectiva plataforma (tras realizar previa inscripción en los canales establecidos por la proposición aprobada) desde Australia (Melbourne), Alemania (Hamburgo), Chile (Antofagasta y Santiago de Chile), Ecuador (Quito), Indonesia (Yakarta), Malasia (Kuala Lumpur), España (Barcelona, Islas Canarias y Madrid), Estados Unidos (Houston, Miami,
Nueva York, Orlando y Washington), Francia (Paris), Panamá (Ciudad de Panamá) y Venezuela (Caracas).

Mencionada Audiencia fue transmitida por el Canal Congreso en Televisión (como lo indica la respectiva Ley) y transmitida por los canales virtuales de Twitter y Facebook de la Cámara de Representantes. En la transmisión virtual estuvieron conectadas 300 personas, generando interacciones de 3.000 connacionales y un alcance de 197.979 internautas de países como Brasil, Canadá, Chile, Ecuador, España, Estados Unidos, México, Panamá y Venezuela; el 56% fueron hombres y el 44% mujeres.  Estas estadísticas no hemos podido comprobarlas, pues en el link que nos envía el Congresista Juan David para verificarlas, no aparecen.  Pero aplicando el «Principio de credibilidad», las damos por ciertas.

El número más abundante se nota en los llamados «alcances», que registra 197.979, sin embargo es importante recordar que esos «alcances» no indican el número de personas que participaron o se enteraron de fondo de la actividad, sino a quienes les llegó esa información, pero que no la abrieron para conocer su contenido. Eso es un «alcance» en Redes sociales. Aunque la verdad sea dicha, y con nuestra experiencia en esto de convocatorias, el número de asistentes (45) no estuvo en realidad mal, como tampoco las supuestas 300 personas que se conectaron y generaron 3.000 «interacciones» (ME GUSTA, compartir, comentarios, y/o similares).

Misteriosamente el Representante Juan David Velez, a pesar de que se lo solicitamos tácitamente, no nos informa acerca del costo de las medallas «Embajador de los colombianos en el exterior», otorgada a algunos colombianos residentes fuera de nuestras fronteras, pero si nos dice que los eventos relacionados con la imposición de las mismas tuvieron costo cero.  O sea que «los Congresistas y demás funcionarios públicos participantes no tuvieron sueldo ese día, como tampoco el espacio donde se llevó a cabo el evento tuvo gastos de sostenimiento, ni la logística». Aunque el Congresista agrega que todo eso fue cancelado del bolsillo suyo y de algunos colegas de las Comisiones Segundas de Senado y Cámara, pero se le olvida que el dinero que salió de esos bolsillos, previamente salió del Erario público, o sea que si tuvieron un precio para el ciudadano.

Desconocemos el medio o forma utilizada para la postulación de los homenajeados con la dicha “Medalla Embajador de Colombianos en el Exterior”, pues el Sr. Velez se limitó a indicarnos que había sido la establecida en algunas Resoluciones expedidas para ese fin, pero no nos envía copia de estas y tampoco son localizables por internet.

Desde esta Casa Informativa felicitamos a los ciudadanos que recibieron esas distinciones, pues sin lugar a dudas se las merecían, pero no olviden que Uds. necesitaron más del Estado colombiano cuando comenzaron, que ahora que ya están en la «cima», que es cuando este aparece a través de un Congresista a querer «sacar pecho» con un populismo digno de la «politiquería tradicional» de nuestro país.  Estamos seguros que esos ciudadanos homenajeados no tendrán en cuenta el otorgamiento de esa «Medalla» el día en que se vuelvan a acercar a las urnas, y vean el nombre de Juan David Velez como uno de los candidatos , pues «Una medalla no puede comprar conciencias».

Aunque se le dio mucha promoción al llamado «Día del Colombiano Migrante», y de seguro las actividades realizadas prestaron beneficio, especialmente informativo a algunos ciudadanos residentes en el exterior, seguimos insistiendo que todas estas ya venían siendo realizadas desde mucho antes de que se creara ese «Día especial», solo que en diferentes fechas, y como una forma de aparentar cumplimiento a la Ley las agruparon y llevaron a cabo ese día. Pero además, las mencionadas actividades bien hubieran podido efectuarse a través de una Directiva, Circular o similar que hubiera expedido el Ministerio de Relaciones Exteriores, y no mediante una Ley que para su aprobación se tuvieron que gastar más de 400 millones de pesos, sumando el costo general que acarrearon las Sesiones legislativas donde se debatió y aprobó la Ley 1999 de 2019.

Ahora veamos lo que establece en el numeral 2 la  Resolución 55/93 expedida por la Organización de Naciones Unidas «ONU», desde hace 10 años creando el «Día Internacional del Migrante»:

«Invita a los Estados Miembros, así como a las organizaciones intergubernamentales y no gubernamentales, a que, para conmemorar el Día Internacional del Migrante, entre otras cosas, difundan información sobre los derechos humanos y las libertades fundamentales de los migrantes, intercambien experiencias y formulen medidas para protegerlos» (Resaltado fuera de texto).

De la interpretación a esta resolución, bien podemos deducir que lo allí establecido no dista nada de lo que se incluyó en la Ley 1999/2019, pues cuando se describe «entre otras», esas otras bien pueden ser las mismas que se anotaron en la susodicha Ley, y que como lo dijimos anteriormente, hubieran podido realizarse mediante una Resolución, Directiva o Circular emanada del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Aquí: «Qué son los CRORE, qué hacen; cuántos y dónde están en Colombia?»

Creemos que la Cancillería colombiana en un gesto más que político por congraciarse con el Representante Juan David Velez, y con la excusa de cumplir con la Ley 1999/2019, deshecho la realización de actividades o eventos el 18 de Diciembre, «Día Internacional del Migrante» creado por la «ONU», por lo que estos brillaron por su ausencia; salvo una conferencia muy aislada llevada a cabo en Nueva York.  Y ojo, pues en el año anterior, tampoco se llevaron a cabo eventos para esa fecha.

Amigos lectores, saquen Uds. sus propias conclusiones, pues nosotros seguimos sosteniéndonos en lo que hemos conceptuado desde el principio en que se presentó al Congreso el Proyecto de Ley que hoy tiene creado el «Día Nacional del Colombiano Migrante».

– PUBLICIDAD –

Colombianos invisibles 520X90 – M3 y M4
Colombianos Invisibles 520X90 – M3 y M4 (2)

2 Comentarios

Dejar un comentario